As I See It

As I See It – Graham

 

Recuerdo las vacaciones familiares en un lugar llamado Eagles Mere Pennsylvania.  Es un pequeño lugar en el condado de Sullivan, Pennsylvania.  Hay cosas muy únicas acerca de Eagles Mere. Es como conducir hacia atrás en el tiempo.  Ha sido un área de resort y turismo desde principios de 1800, momento en el cual, era un lugar de vacaciones muy popular para los ricos y famosos de Nueva York y Filadelfia.

Los veranos en las grandes ciudades de la costa eran sofocantes en Junio, Julio y Agosto.  Mucho antes de la edad del aire acondicionado, incluso los ricos sentían el calor que los rodeaba de las paredes de ladrillos.  La fiebre tifoidea y otras epidemias también hacían que la congestionada vida se tornara peligrosa.  Por lo tanto, aquellos que podían permitírselo, trasladaban la totalidad de sus hogares en ferrocarriles de vía estrecha al mucho más frío pueblo del lago Eagles Mere.

La elevación de Eagles Mere es de 2.061 pies, y se encuentra alrededor de un hermoso lago. Rodeando el lago se encuentran hermosas mansiones de los años más populares del resort.  Habían varios grandes hoteles con cabañas y un hotel central.  Durante su apogeo, Eagles Mere tenía más de 700 habitaciones, y se llenaban todos los veranos.  El declive comenzó en la década de 1950 – el aire acondicionado fue la razón principal de ese descenso.

Todavía recuerdo el Eagles Mere Inn. Era como si fuera el gran Gatsby .  Las personas que se desplazan hacia arriba y hacia abajo por una gran escalera para la hora del té a las 5 de la tarde y cena con saco requerido para la noche.  A lo largo de los años, los grandes hoteles recorrieron el camino de muchas y fantásticas  viejas estructuras, pero siempre se mantuvo como una opción de escape para familias que aman el ritmo lento de la aldea, que a día de hoy está rodeado por algunos de los mejores parques estatales y una campiña hermosa.

Lo interesante es que, durante años, llevé a mis hijos a Eagles Mere.  Nunca llevé a mis hijos a todos los sitios de vacaciones comerciales.  Ninguno de mis hijos ha ido a Disney World o Six Flags. Creo que el mayor parque de atracciones que han ido es Hersheypark, y que está a 12 millas de mi casa.

Mis hijos me dicen a menudo que sus recuerdos favoritos eran en ese pequeño pueblo donde el tiempo se detenía.  Alquilamos casas rurales sin televisión, pero con muchos juegos de mesa.  Caminábamos y nos refrescábamos debajo de las cascadas que medían 100 pies, a mediados de agosto, en Rickets Glen, y mi hijo y yo nos íbamos a saltar de los puentes a 30 pies de agua en un lugar llamado Forksville.  Por la noche, nos gustaba pasear hasta la heladería, luego caminábamos hacia el lago y planeábamos nuestro siguiente día mientras veíamos la puesta de sol.  Recuerdo cómo nadie necesitaba asegurar sus bicicletas, cómo me monté a caballo en el desfile del 4 de julio, que tenía un gran total de dos carrozas pero muchos veteranos y tractores. Es un Estados Unidos de otra época.

Sugiero que intenten planear unas vacaciones en un lugar como Eagles Mere.  Traten de planear las vacaciones que le enseñen a hablarse unos con los otros, a cómo escuchar el viento en los árboles, cómo jugar a juegos de mesa y reír, permítase el hacer no mucho  y sienta que el descanso  sea lo más importante que usted tenga hacer.  Tengan un buen verano, y traten de planear al menos una semana en la naturaleza, sin hacer nada más.  Usted volverá refrescado y feliz, y sus hijos recordarán la experiencia. ◆

 

I remember family vacations in Eagles Mere Pennsylvania.  It is a small hamlet in Sullivan County.  There are unique things about Eagles Mere. It is like driving back in time.  It has been a resort area since the early 1800s, at which time, it was a very popular vacation spot for the rich and famous from New York and Philadelphia.

The summers in the big cities of the East Coast were sweltering in June, July and August.  Long before the age of air conditioning, even the rich felt the heat from the surrounding bricks and mortar.  Typhoid and other epidemics also made the congested living dangerous.  So those who could afford it moved entire households on narrow gauge railroads to the much cooler lake town of Eagles Mere.

Eagles Mere’s elevation is 2,061 feet, and the hamlet wraps around a beautiful lake. Surrounding the lake are beautiful mansions from the resort’s most popular years.  There were multiple grand hotels with cottages and a central hotel.  During its zenith, Eagles Mere had over 700 rooms, and they were filled every summer.  The decline began in the 1950s – air conditioning was the major reason for that decline.

I still remember the Eagles Mere Inn. It was like out The Great Gatsby.  People moving up and down a grand staircase for high tea at 5 p.m. and dinner jackets required for the evening seating.  Over the years, the grand hotels went the way of many fantastic older structures, but it always remained a getaway for families who love the slow pace of the village, which to this day is surrounded by some the best state parks and rolling country side.

The interesting thing is, for years, I took my kids up to Eagles Mere.  I never did take my kids to all the commercial vacation sites.  None of my kids have been to Disney World or Six Flags. I think the largest amusement park they have been to is Hersheypark, and that’s 12 miles from my house.

My kids often tell me that their fondest memories were in that small village where time stood still.  We rented cottages with no televisions but many game boards.  We hiked and cooled off under 100-foot waterfalls in the middle of August at Rickets Glen, and my son and I would go bridge jumping into 30 feet of water in a place called Forksville.  In the evening, we would stroll up to the ice cream shop, then walk down to the lake and plan our next day as we watched the sun set.  I remember how nobody needed to lock up their bikes, how I rode horseback in the July 4th parade, which had a grand total of two floats but lots of veterans and tractors. It was an America from another era.

I suggest trying to plan a vacation in a place like Eagles Mere.  Plan the vacation that teaches you how to talk with each other, how to listen to the wind in the trees, how to play board games and laugh, how to make not much of anything the most important and restful thing you can do.  Have a great summer, and try to plan at least one week in nature, doing nothing much.  You will come back refreshed and happy, and your kids will remember the experience. ◆

Graham Hetrick

You must be logged in to post a comment Login