COMO YO LO VEO

El Hogar es Donde Está el Corazón

By Graham Hetrick

 

Este mes, estamos hablando de bienes raíces. Cuanto más pensaba acerca del término “real estate o bienes y raíces en español,”  más pensaba en el término “hogar” y cómo los dos términos han cambiado desde la caída y crisis de del mercado de 2008.  Antes de la caída o crisis, muchas personas pensaban en sus hogares como su inversión más importante.  Había muchos espectáculos de televisión de cómo “Comprar y vender (en inglés se dice Flip)” una casa.  Esta es la práctica de comprar una casa, remodelarla rápida y económicamente y a continuación, venderla con una ganancia. Muchas personas se metían a los bienes raíces como una ocupación secundaria para hacer algún dinero rápido. El problema era que la disponibilidad de hipoteca con dinero fácil y el índice de fracaso de muchas de estas hipotecas provoco que el mercado de la vivienda se cayera y los valores de las viviendas se desplomaran.  Todo esto ha llevado a muchos a reconsiderar a su casa como una inversión y en lugar, comenzaron a pensar en su casa como un lugar – un lugar para refugiarse, un lugar para criar una familia y un lugar para reflejar su estilo de vida.

Una persona que tuvo un gran impacto en cómo los individuos y las familias pueden ver la compra de una casa en el futuro fue Sarah Susanka, FAIA (notsobighouse.com). Ella es mejor conocida por su libro más vendido, Una casa no tan grande. Su concepto era que la mayoría de las casas estaban siendo construidas para la reventa y no como un lugar de refugio o comodidad.  Ella señaló el excesivo metraje cuadrado de la Casa Americana: vestíbulos que parecen ser todo show y sin propósito, comedores formales nunca utilizados, quizá en una o dos celebraciones y habitaciones que no reflejan el estilo de vida de quienes viven en ellos.

Susanka señaló que la cantidad de espacio desperdiciado diseñado en hogares hace menos probable que usted pueda permitirse accesorios y adornos de calidad.  También dio ejemplos de cómo una casa puede reflejar los valores de la familia y sus actividades.  Una familia que ama la lectura puede utilizar asientos de ventana para iluminación natural y relajarse con un buen libro.  Una familia que ama cocinar o entretener puede abandonar el concepto de un comedor formal y en lugar de eso, tener un plan de piso abierto en torno a la cocina. Una familia de artistas puede considerar la posibilidad de una sala de trabajo de arte en lugar de una gran sala de entretenimiento.  En resumen, la casa debería reflejar a la gente que vive en ella y su estilo de vida.

Creo que el énfasis hoy en real estate ha cambiado.  Creo que es más prudente el comprar o construir una casa que utiliza los costosos metros cuadrados para reflejar el valor de la casa, el estilo de vida de las personas que viven en ella y la auto sustentabilidad de la casa en caso de tiempos económicos difíciles.  Tenga una casa que usted puede pagar para que no se convierta en el esclavo de su la compra.  Piense en la construcción de una casa que utiliza todo el espacio, y para aquellos que están pensando en familias crecientes, uno debe considerar la construcción de una casa más pequeña con posibilidades de ampliación ulterior.  Esto ofrece a las familias la posibilidad de acumular capital para ampliar posteriormente sin múltiples hipotecas.

Quiero alentar a la gente a cambiar el énfasis de comprar o construir su propia casa para ser precisamente eso, un hogar, un lugar para vivir y el refugio del agitado ritmo de vida.  Deje que refleje su vida, sus amores y viva en cada metro cuadrado de la casa.◆

 

 

AS I SEE IT

 

This month, we are discussing real estate. The more I thought about the term “real estate,” the more I thought about the term “home” and how the two terms have changed since the housing crash of 2008.  Prior to the crash, many people were thinking of their homes as their most important investment.  There were many shows on reality TV on how to “flip” a house.  This is the practice of buying a house, doing economical remodeling of the house and then quickly selling it for a profit.  Many individuals were going into real estate as a side occupation to make some quick money. The problem was that the availability of easy mortgage money and the failure rate of many of these mortgages caused the housing market to crash and the values of homes to plummet.  All this caused many to reconsider their home as just an investment and instead think of their home as a place to take refuge, a place to raise a family and a place to reflect their life style.

One person who had a great impact of how individuals and families may view a home purchase in the future was Sarah Susanka, FAIA (notsobighouse.com). She is best known for her best selling book, The Not So Big House. Her concept was that most homes were being built for resale and not as a place of refuge or comfort.  She pointed to the excessive square footage of the American home: foyers that seem to be all show and no purpose, formal dinning rooms never used except for one of two holidays and rooms that don’t reflect the lifestyles of those who live in them.

Susanka pointed out that the amount of wasted space designed into homes made it less likely that you would be able to afford quality fixtures and trim.  She also gave examples as to how a house can reflect the values of the family and their activities. A family who loves reading may utilize window seats for natural lighting and relaxing with a good book.  A family who loves cooking or entertaining may abandon the concept of a formal dinning room and instead have an open floor plan surrounding the kitchen. A family of artists may consider an art room rather than a massive entertainment room.  In short, the home should reflect those living in it and their style of life.

I believe that the emphasis today on real estate has shifted.  I believe it is wiser to shop or build a home that utilizes the costly square footage to reflect the setting of the home, the lifestyle of the persons living in it and the self sustainability of the home in the event of economic hard times.  Have a home you can afford so that you don’t become the slave to the purchase.  Think about building a home that uses all the space and, for those thinking of growing families, one should consider building a smaller home with possibilities of expansion later.  This gives families the ability to build equity to expand later without multiple mortgages.

I encourage people to shift their emphasis by making buying or building their home to be just that; a home, a place to live and the refuge from the busy pace of life.  Let it reflect your life, your loves and live in every square foot of the house. ◆

Graham Hetrick

You must be logged in to post a comment Login